Novedades

Editoriales

LA HISPANIC SOCIETY OF AMERICA Y LA FIGURA DE ARCHER MILTON HUNTINGTON

Pubicado el : 17/05/2017 17:07:34
Categorias : Eventos Culturales

La figura de Archer Milton Huntington hay que encuadrarla dentro de una generación de coleccionistas norteamericanos, la llamada Gilded Age, formada por ilustres personajes que coleccionaban arte, pero a diferencia de ellos, hizo del coleccionismo una ocupación y no un pasatiempo. Nacido en Nueva York en 1870, adoptó el apedillo de su padastro, Collins P. Huntington, magnate de ferrocarriles y construcciones navales y una de las mayores fortunas del momento. Recibió una educación exquisita que completó con diversos viajes de formación al extranjero. Aunque sólo tenía catorce años cuando leyó Los Zincali, de Geroge Borrow, fue la obra del autor de La Biblia en España la que despertó en él no solo su interés por España y por todos los aspectos de la cultura hispánica, sino también su deseo de aprender español. sin embargo, el primer contacto del joven Huntington con la cultura hispánica tuvo lugar en México, durante un viaje de negocios junto a sus padres, y fue alli donde tomó la decisión de crear un mueseo español, un sueño que convertiría en realidad con el nombre de Hispanic society, y que abriria sus puertas al público en su sede de Manhattan en 1908; por el camino tuvo que superar algunas criticas a su proyecto, la más dura fue la del director del American Museum of Natural History, Morris Ketchum Jesup, que le aconsejó no gastar ni su tiempo ni su dinero en una cultura que considera " muerta y acabada". Sin embargo, el joven Huntington supo rebatir sus crítica y convencer a su padre de la firmeza de su empresa, consiguiendo así su aprobación y beneplácito. A partir de este momento, se preparará para viajar a España, consciente de la importancia de todo lo hispanomusulmán en el ámbito hispánico, añadirá a su formación de clases de árabe. Y por fin, en 1892, acompañado del profesor de Yale, William I. Knapp, emprendió su deseado viaje a España, a donde voverá en varias ocasiones más. su colección de pintura española comenzará con un regalo paterno con acasión de su matrimonio, tres retratos, el tercer Duque de Alba de Antonio Moro y los de Felipe IV e Isabel de Borbón de Claudio Coello. Tras la muerte de su padre en 1900, aceleró los planes para cumplir su sueño de un museo español al contar con recursos económicos suficientes para poder comenzar a reunir tanto obras pictóricas, incluidas las de grandes maestros, como los fondos bibliográficos más importantes de la futura Hispanic Society, ya que en 1902 pudo por fin adquirir la biblioteca del Marqués de Jerez de los Caballeros, la mejor colección privida de literatura clásica española de la época. çasí que, una vez comprados los terrenos en Manhattan, en 1904 se formalizó el acta fundacional la biblioteca y el museo de carácter público de la Hispanic Society of America, dedicada al fomento del estudio de las lenguas, la literaruta y la historia españolas y portuguesas. La entidad abrió sus puertas en 1908. En ese momento la colección de pinturas era escasa, apenas una veintena de obras, algunas de ellas, compradas a marchantes ingleses y franceses, resultaron un fiasco, al ser copias u obras de taller. Sin embargo, entre estas pinturas iniciales figuraba el retrato de la Duquesa de Alba de Goya, y ese sí era auténtico, después vinieron los Velazquez y los Murillos que podemos comtemplar en la exposción de El Prado y otras muchisimas obras. la colección fue creciendo con el paso de los años y hoy continúa haciéndolo con nuevas adquisiciones, pues la Hispanic society no solo es un legado, sino una entidad llena de vitalidad que mira el futuro, para seguir cumpliendo el sueño de su fundador. Desde lectoresdelibros.com una vez más os animamos a que visiteis esta imprescindible exposición en el Museo del Padro.

Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)